Llega la Navidad
  

El belén, como es costumbre en Sant Joan de Déu Serveis Socials - Valencia, está construido íntegramente con escayola, papel de periódico y corcho blanco,  pintado con pigmentos naturales en base de látex.  Las lluvias continuas de finales de noviembre obligaron a utilizar arena en lugar de tierra roja y tiene como aderezo, musgo y tomillos naturales con alguna rama seca y piteras.

 

Este año se ha integrado en el conjunto  -sin que estorbe al motivo general que representa la noche del nacimiento- la huida a Egipto, a través de un hueco abierto en la fantasiosa montaña de peñas agudas coronadas por el castillo y la figura de Herodes. Este pone el contraste del poder terrenal encumbrado y dominante frente a la Divinidad de Nuestro Señor humanado en lo más llano del suelo. Flanquean el sencillo conjunto dos escenas integradas en el paisaje:  el Nacimiento en un establo muy abierto para poder ver exteriores y no dar sensación de cajón y los pastores que reciben el anuncio del ángel situados bajo un rústico toldo que pende de un árbol seco, en clara referencia al colectivo de los “sin techo” y de quienes duermen obligadamente al raso. Algún complemento elaborado con mimbre por residentes participantes en el taller ocupacional “Tándem” y… poco más!!.

 

Tres semanas de trabajo intenso creando en medio de la complacencia y la complicidad de los residentes:  son ellos los más sorprendidos de la obra y quienes más la alaban. Ellos, al fin y al cabo, la han ido viendo crear. Es el belén de San Juan de Dios de Valencia. Una herencia tradicional de la Obra Social y que, en los veinticinco años de existencia del albergue, no ha dejado de hacerse presente cada Diciembre.

 
onmedic