Servicio de Atención Espiritual y Religiosa
  

El Servicio de Atención Espiritual y Religiosa surge en el año 1887 cuando los Hermanos de San Juan de Dios abren en Valencia el Hospital de la Malvarrosa. En 1995 con la llegada de la Comunidad de Hermanos de San Juan de Dios al actual Albergue, dirigido a la atención de personas en situación de Sin Hogar, el programa continúa su actividad.

 

Dentro de los programas de actividad asistencial de Sant Joan de Déu, Serveis Socials València, los Hermanos contemplan la necesidad de reorientar el proyecto con el fin de cubrir un aspecto esencial en el desarrollo espiritual del ser humano, como es la búsqueda de sentido de la vida y de trascendencia. Así, además de ofrecer unos servicios básicos de alimentación, acogida y atención social, se dio respuesta a una serie de carencias observadas en este colectivo, para poder ofrecer una atención integral a los usuarios atendidos ajustándose a sus cambiantes necesidades.

 

En la actualidad el SAER figura como uno más de los programas de actividad asistencial, contando con unos objetivos generales y específicos que dirigen nuestra acción hacia unas actividades concretas que se evalúan anualmente.

 

La demanda de acompañamiento o visitas en hospitales a usuarios del Centro, se realiza a través de los profesionales de Sant Joan de Déu Serveis Socials València, al comunicar al equipo del SAER la situación concreta del usuario.

 

En ocasiones también se atienden a los familiares que demandan información sobre el proceso del enfermo. La información sobre el usuario siempre se facilita tras la autorización expresa del mismo.

 

Desarrollo de actividades

  • Creación de espacios de acogida y participación
    • Realización de talleres sobre valores humanos, u otros, con los usuarios.
    • Creación de espacios de oración, reflexión y recogimiento abiertos a todos.
  • Acompañamiento a los usuarios en sus diferentes estados de enfermedad
    • Realización de visitas y acompañamientos hospitalarios.
    • Apoyo emocional durante el proceso de enfermedad.
  • Fomento de encuentros entre colaboradores, voluntarios y Hermanos.
    • Preparación de diversas festividades y celebraciones.
    • Fomento de encuentros de reflexión y convivencia.
  • Promoción de la coordinación y la formación con otras entidades que trabajan en la labor del SAER.
    • Participación en los encuentros de Pastoral de la Provincia de la Orden
    • Mantenimiento de contacto con diversas entidades como: Delegación Diocesana de Pastoral Social, Caritas Diocesana y Parroquial, CONFER - Acción Social, Pastoral Social y de la Salud con el Arzobispado.

 

 
onmedic